Tatuajes Temporales para el proyecto del artista José Vera Matos – PROFECIA ES – VIDEO ARTE

Tatuajes para el proyecto del artista José Vera Matos

Tuvimos el honor de hacer unos tatuajes temporales para el proyecto audivisual del reconocido artista José Vera Matos con Fil Uno.

Esta muestra se a exhibido en galerias de Lima y España.

Fuente: Fil Uno

PROFECIA ES MEMORIA | por José Vera Matos – música por Fil Uno

Profecía es Memoria es el video realizado por José Vera para la exposición homónima presentada en la galería 80m2 en Lima, en febrero del 2018. Sobre un fondo verde Chroma, de esos que podrían ser reemplazados por cualquier entorno o efecto especial, el rostro piadoso de quizá un monje o un recluso, con la mirada en alto, de gesto inocente, lleva la cara tatuada con un crucifijo, un puñal, una lágrima, una gota de sangre y una cruz invertida. Estos símbolos parecen perpetuos, son la cruz y el puñal de un territorio en pugna entre el estado-iglesia-corona, y esta suerte de niño barbado cuya piel es el pergamino, el escenario y la prisión. Alonso Núñez es probablemente el performer más brillante de Lima, y encarna en este video a un ser que intenta vincularse con imágenes. Descubre en su pecho y en su espalda a seres y detalles arcanos de brazos zoomorfos, un rostro con serpientes en la boca en estado de transe meditativo y garras tomadas de ceramicas o piedras Chavín y Sechín. Estos seres parecen incompletos, tal vez inconclusos. Inocentemente mirando un tatuaje de su brazo reconoce el gesto de sí mismo pero en un sacerdote-chamán animado, mudo, que ya solamente mueve la boca. La luz es latente e intermitente ,parece remitir a lo sanguíneo, y a lo urgente. En la espalda más personajes prehispánicos en gesto de júbilo con emoticones de chat vuelven a perforar la brecha entre el pasado, el cisma de la conquista y una prisión peruana del presente. Los tatuajes de la espalda son inalcanzables para el que los lleva, intenta alcanzarse con “la lengua” pero no puede, el símbolo se superpone al símbolo, nuevamente. Y así las bocas de cada tatuaje revelan en su movimiento mensajes silentes. Los cabellos crecen como en los cadáveres y las lenguas se mueven. Nuestro personaje intenta descifrar. También hay números entre los tatuajes, delatan años precisos 1492, delatan un nuevo lenguaje. Nuestro protagonista ríe, reza, predica, poseído, finalmente amansado.

 VIDEO Arte:  

Después de muchas horas de trabajo … jejeje